Otoño en Madrid

370

Es octubre y los colores otoñales empiezan a teñir las calles de la capital española. Otoño en Madrid es sinónimo de temperaturas agradables, entre los 11ºC y los 20ºC, y de menos gente, aunque siendo una ciudad grande eso es relativo. Es por eso que, aunque en principio no seas muy amante de esta estación del año, estamos seguros de que podrás disfrutar de Madrid en otoño si te decides a visitarlo.

Esta estación de año es perfecta para hacer escapadas aprovechando que hay varios puentes, y también para llevar un poco mejor la vuelta a la rutina y la aproximación inminente del invierno, el frío y los días cortos (aunque esto también significa Navidad y son muchos los que también adoran esta época del año). Madrid es el destino perfecto para un fin de semana largo de otoño, y a continuación te explicamos por qué.

Pasear por Madrid en otoño

Pasear por El Retiro es casi obligado cuando se visita Madrid. Y es que este parque de más de 100 hectáreas en el centro de Madrid es uno de los espacios verdes más populares de la ciudad entre los residentes y visitantes. Son muchos los que van al Retiro a correr, pasear,hacer picnics cuando el tiempo lo permite o incluso montar en barca en el Estanque Grande. Otros de los atractivos del parque son sus jardines, el palacio de Velázquez o el Palacio de Cristal.

Otra muy buena opción para pasear y disfrutar Madrid en otoño es el Jardín Botánico, que además está al lado del Parque del Retiro. Es perfecto para cuando quieras escapar del bullicio de la ciudad sin alejarte del centro.

También hay que decir que perderse por las calles de Madrid es un plan ideal, sea la estación del año que sea. Desde la famosa y espectacular Gran Vía o el Paseo del Prado, a la calle Zurbano en la zona alta, pasando por la Cava Baja, con sus bares y su ambiente.

Planes de pareja en el Madrid otoñal

Si haces una escapada otoñal a Madrid en pareja, estás de enhorabuena porque es una ciudad muy romántica, perfecta para hacer planes para recordar. Es probable que lo primero que te venga a la mente sea un paseo en bote en el estanque del Retiro, pero te aseguramos que puedes encontrar opciones para todos los gustos y bolsillos.

Por ejemplo, podéis pasear por el Parque del Capricho, uno de los rincones más románticos de la ciudad: jardines de estilo francés del siglo XVIII entre un palacete y una pequeña ermita, lejos del ruido y las multitudes. Además de ser un plan ideal para disfrutar de la ciudad en pareja, es también totalmente gratuito. Nada mal, ¿verdad?
El Templo de Debod al atardecer es otro de los planes románticos perfectos para hacer cuando estéis de visita en Madrid. Muy económico y totalmente mágico, sobre todo ciando las formas del templo se reflejan en el agua mientras se pone el sol.

Sin embargo, si el tiempo no permite pasear y tenéis que buscar planes de interior, os recomendamos pasar un día de relax en un spa. Tenéis donde elegir. En el centro está el Hammam Al Andalus, con aguas termales, masajes corporales y todo en un antiguo aljibe romano. Para algo más moderno y minimalista está Caroli Health Club, en el distrito financiero de la ciudad. También podéis ir a The Organic Spa, un spa urbano orgánico y de lujo en la Milla de Oro de Madrid. Por mencionar sólo algunos.

¿Y disfrutar de una buena película en un antiguo teatro de 1912? A nosotros nos suena a plan realmente especial. Para ello tendréis que ir al Cine Doré, en el centro, cualquier día de la semana excepto el lunes, que está cerrado. Además, este plan tan especial os costará solo 3€.

Y por último, os contamos un secreto para hacer vuestra estancia en Madrid en pareja un poco más romántica. En la calle Montera encontraréis el Jardín Secreto de Salvador Bachiller, un oasis repleto de plantas y flores donde tomar algo tranquilamente con tu acompañante favorito.

Restaurantes de moda en Madrid

Además de su arquitectura, su cultura y sus opciones de ocio, Madrid es una ciudad especialmente conocida por su gran oferta gastronómica. Lugares donde comer en Madrid hay muchos, pero si te consideras un “foodie” y/o te apasiona la buena gastronomía hay algunos restaurantes que debes incluir en tu lista de sitios obligados.

Numa Pompilio es, según muchos, el restaurante italiano más auténtico, refinado y romántico de la ciudad. Pero si lo tuyo es tomarte un buen vermut o un vino y disfrutar, además, de comida típica madrileña sin perder el estilo ni la autenticidad, tu sitio es el Gran Clavel.
¿Quieres música en directo mientras disfrutas de una cocina muy especial? Ve a Fismuler; comerás de lujo, descubrirás platos nuevos y te sentirás muy cómodo en su local. Y, por último, si lo que te llama la atención es lo exótico, te recomendamos Chow Chow, con su propuesta gastronómica japo-latina de mucha calidad. Te olvidarás que estás en Madrid y te transportarás a Kyoto.